fbpx
medidas migratorias en cuba

Nuevas medidas migratorias

La puesta en marcha este 1 de julio de nuevas medidas migratorias, entre ellas la disminución del precio del pasaporte y el fin de las costosas prórrogas, es una respuesta «desesperada» del gobierno de Cuba ante la profunda crisis que vive el país. ¡La Habana no aguanta más!

Aunque la posición oficial insiste en un acercamiento con los cubanos fuera del país, eso significa «en la práctica, potenciar al máximo los viajes de la comunidad cubanoamericana y el envío de dólares y mercancías a la isla para paliar la seria escasez de comida, medicinas y combustible.

Para Denia Ruiz, una cubana residente en Estados Unidos, pagar los más de 450 dólares que costaba renovar el documento a través de las agencias dedicadas al trámite era más de lo que estaba dispuesta a pagar. «A eso súmale las prórrogas (cada dos años en un pasaporte con 6 de vigencia) que te salían en más de 160 dólares cada una… eso no había quien lo resistiera. Yo al menos dejé de viajar a Cuba hace 10 años por esa situación», se quejó.

A partir del 1 de julio, el pasaporte cubano tendrá una vigencia de 10 años, sin necesidad de ser prorrogado, y pasará a costar 180 dólares o euros para los mayores de 16 años y 140 para los menores.

Entre los cambios anunciados también se incluye el permitir una mayor estancia de familiares extranjeros en el país, requerir el uso del pasaporte cubano para los nacionales que emigraron antes de enero de 1971 y, lo más importante, la extensión sin costo de la permanencia fuera de la isla más allá de los 24 meses.

Las verdaderas razones del cambio de timón

Se estima que más del 75 % de los emigrados envía ayudas a sus familiares y allegados en la isla, ya sea en forma de dinero, recargas móviles o productos de aseo y comida. Los envíos de remesas a Cuba ascendieron a 3.128,93 millones de dólares, un número que experimentó una aguda caída en 2021, cuando habrían llegado a la isla 1.084,01 millones de dólares.

Cuba sufre hoy una de sus peores crisis, provocada en gran parte por la ineficacia y corrupción de sus directivos y la falta de liquidez para solventar deudas y adquirir nuevos recursos, lo que ha provocado un estallido social.

La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba publicó los proyectos legislativos de Extranjería y de Migración, donde podrían suprimir el tiempo de estancia de 24 meses en el exterior y la designación de migrante por esta razón.

El gobierno señaló que el objetivo de dar a conocer los proyectos de ley es «promover la participación ciudadana y contribuir a la cultura jurídica», de los cubanos.

El Proyecto de Ley de Migración

Este proyecto de ley deberá regular el proceso migratorio en una de las mayores crisis que enfrenta Cuba en este tema. El régimen asegura que el texto ha sido confeccionado con una concepción sistémica de desarrollo, para alcanzar un flujo regular, ordenado y seguro.

Como novedad «se suprime el tiempo de estancia de 24 meses en el exterior y la designación de migrante por esta razón, a partir de la nueva definición de residencia efectiva migratoria» y otros aspectos importantes.

El límite de 24 meses en el exterior el régimen lo lleva prorrogando desde la pandemia del coronavirus, cuando miles de migrantes cubanos no pudieron volver a la isla.

Estados Unidos también aprobó nuevas medidas migratorias pero no beneficiarán a los miles de cubanos con I-220A

Las nuevas medidas migratorias presentadas este miércoles por la Administración Biden, que pretenden facilitar un estatus legal a los cónyuges extranjeros de ciudadanos estadounidenses y «promover la unidad familiar en el proceso de inmigración», no beneficiarían a los miles de cubanos que entraron a dicho país a través del documento I-220A. 

Califican las personas que llevan más de diez años en el país y los hijos e hijas menores de 21 años del esposo o la esposa indocumentada del ciudadano americano, por lo que los cubanos con I-220A, cuyo uso entró en vigor hace menos de tres años, no serían elegibles para el nuevo procedimiento aprobado.

Aproximadamente 200.000 cubanos que entraron por la frontera sur de EEUU y recibieron un I-220A permanecen en dicho país en situación migratoria irregular.

Una reciente decisión judicial en la Florida apoyó esta interpretación del Servicio de Inmigración, al determinar que los cubanos que recibieron un I-220A no pueden acogerse a la Ley de Ajuste Cubano, aun que haya transcurrido el año 1 y un día de su estancia en los Estados Unidos, debido a que se trata de un «parole distinto».

1 comentario en “Nuevas medidas migratorias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *